Yo soy yo y mi circunstancia. (El Cuerpo que Habito)

“Yo soy yo y mi circunstancia.”
El CUERPO HABITADO

Para información sobre la ejecución del proyecto, ir al final del post. (→ ....)

EXPERIENCIA

Un ejercicio de sensaciones y emociones.
HAB01
Tinta sobre papel

HAB02
Tinta sobre papel

HAB03
Tinta sobre papel

HAB04
Tinta sobre papel

HAB05
Tinta sobre papel

HAB06
Tinta sobre papel

HAB07
Tinta sobre papel

HAB08
Tinta sobre papel
HAB09
Tinta sobre papel
HAB10
Tinta sobre papel




OBJETIVO
El proyecto busca crear o mejor dicho “re-crear” la imagen de la persona y su hábitat mediante el estudio de un objeto creado/armado que la representa. 

PREPARACIÓN
Para dicho estudio he construido un objeto a base de distintas piezas que desde mi perspectiva me representan.

Las piezas que componen este “yo” son:

Una planta a especificar un ficus, que fue conocido como el árbol de la vida ya que sus hojas cuando secaban caían dentro de sí, y exteriormente siempre está verde, porque las personas somos vida, crecimiento, cambio, absorción del aire CO2 (lo externo) y transformación y expulsión de O2 (conocimientos/aprendizaje).

Plumas a su alrededor que representan los vuelos/viajes que he realizado y que he de seguir realizando durante mi vida.
Un lápiz y un pincel clavados en la maceta, junto con una mariposa de papel,  estos tres objetos representan las artes. Atado alrededor de la planta un pequeño frasco que contiene arena de las playas de Lima, porque no importa a dónde vaya no he de olvidar de dónde vengo. La maceta está incrustada en una esponja que representa la absorción, de conocimientos, de lecciones, de experiencias, de sucesos, de personas.

La casa que habito, son varias casas, distintos hogares, cubículos, rincones, que tuve que crear, o modificar y/o dejar inalterable y/o sólo habitar temporalmente, Porque mi vida es constante cambio, y no sólo un hogar/casa me puede contener y/o me ha contenido. Mi útero materno viaja conmigo allá donde vaya, porque somos seres que nos adaptamos, que cambiamos una y otra vez. Mi útero soy yo misma.

Todo esto ha sido requerido para la representación de mi persona, nací en Lima, la capital del Perú, un país en vías de desarrollo, viviendo/ habitando Lima, Puno, Cuzco, Ancash, en el mismo país; Raleigh, Miami, en EE.UU, para finalmente pasar a habitar/vivir en Madrid, España. Todos esos cambios de hábitat componen mi “yo”, lo que fui, pensé y viví, junto con lo que soy, pienso y vivo. 
“Yo soy yo y mi circunstancia.” José Ortega y Gasset.

 
 

EXPERIENCIA


El ejercicio proponía crear dibujos en base a las sensaciones/emociones que se despertaran al contacto con el objeto que nos representaba, el "objeto" previamente montado era depositado dentro de un habitáculo/casa/hogar/útero al cual el único acceso era una "puerta" por la cual ingresaría nuestra mano para que mediante aquella experiencia podamos reproducir los dibujos. En mi caso, mi útero/hogar/habitáculo/casa ha sido una variación constante, y son esos cambios que han creado distintas apariencias a representar.
"Una foto es la prueba del encuentro entre un suceso y un fotógrafo. Un dibujo  cuestiona sin prisa la apariencia de un suceso y, al hacerlo, nos recuerda que las  apariencias son siempre una construcción con una historia (...) Una fotografía es estática porque ha detenido el tiempo. Un dibujo o una pintura son estáticos porque abarcan el tiempo" (Sobre el Dibujo, J. Berger)
La construcción de estos dibujos no son excluidos del término “apariencia” a pesar de ser creados sin ser vistos, son creados/construidos en base a sensaciones y emociones que brotan a partir del contacto con el objeto y su contenedor (casa/hogar), ya sea una sensación de aprisionamiento, libertad, espacio, suavidad, aspereza, conexión, que son en si una “apariencia” al tacto. La Experiencia visual es dinámica (Arte y Persepción Visual, Rudolph Amheim).

Este ejercicio propone una desnudez de la persona ante quien observe los dibujos, es una exteriorización de lo interior, ya que no sólo representa las apariencias recreadas en base al tacto del artista, sino que también expone sentimientos y reacciones, la experiencia interna de cada uno. Estar desnudo es ser uno mismo, estar sin disfraces (Modos de ver, J. Berger).
“Y no debe olvidarse que el dibujo, por su frescura e inmediatez, supone una aproximación directisima a la misma raíz de la creación artística y nos pone en contacto con el pensamiento del pintor, sus tanteos y vacilaciones y su más personal y directa palpitación” (A.E., Pérez Sánchez)

CONCLUSIONES

Es grata y aún así difícil la experiencia de sentirse/analizarse desde fuera y lograr exteriorizar lo interno al plasmarlo en un papel. Desnudarnos ante el resto. Comenzamos a crear estos "autoretratos" a temprana edad, desde el momento en que somos consientes de nosotros mismos y de que estaremos solos, buscamos trascender el tiempo que viviremos, nuestro tiempo, mediante algo que nos superará, queremos trasmitir/contar/liberar aquello que nos fue lo más importante o grande en cada distinta etapa de nuestras vidas. Desde el primer dibujo que realizamos con crayones de colores de nuestra casa y nuestra familia, hasta los grandes dibujos internos que exponen nuestro sentir. Estos dibujos son y forman parte de una autobiografía, que con el tiempo irá adjuntándose a más historias.
"La autobiografía empieza con un sentimiento de estar solo. Es una forma de orfandad." (Madre, John Berger)